Las instalaciones

Hoy las puertas de la destilería en la antigua carretera de Barcelona a la altura de Puçol se abren como el primer día.

Poco imaginaba el tío Pepe que su empresa sobreviviría a guerras, riadas, hambrunas e incontables crisis económicas, pero más de un siglo después su legado está más vivo que nunca.

La empresa actualmente es un calco de aquella que inició su andadura a finales del SXIX. Nada ha cambiado, todo está igual. El despacho, las barricas, el alambique, el laboratorio, el patio…, unas instalaciones que guardan pequeños tesoros centenarios que siguen utilizándose diariamente. Aquí son pocas las máquinas, la mano del hombre es el motor principal del trabajo. “Mucha gente se sorprende cuando nos visita y observa nuestra forma de trabajar. Pero yo les digo que esto que hacemos, es artesanía”, explica José Ripoll, biznieto del fundador y gerente actual de la empresa.

Si quieres visitar la Destilería, pulsa aquí, reserva tu día en el calendario, dinos cuanta gente sois y por sólo 6 € euros tendrás visita privada con guía y un final especial; un almuerzo con degustación de productos Plà.

Si por contra nuestro calendario no se adapta a tus necesidades te invitamos a ver este tour virtual o a hacer este pequeño recorrido por los objetos más representativos que tiene la Destilería en su haber.

Fachada de Destilerías Plà. 1890. 

Fachada de la Destilería
La fachada de Destilerías Plà está protegida por su especial valor cultural y turístico.

La fachada de Destilerías Plà data de 1890, el año de la fundación de la empresa. El fundador, el tío Pepe Plà hizo proyectar en la fachada toda la tradición ceramística valenciana. Sobre un frontón de estilo clásico la fachada se dibuja en “taulell valencià” (ladrillo valenciano) el nombre de la empresa “Destilerías Plà, fábrica de anisados, licores y jarabes”, y a modo de primitiva publicidad de producto se escribe también coñac en ladrillos blancos y azules, pues era el coñac (en España conocido como Brandy) el producto más importante desde los inicios de la empresa.

El ladrillo en que se dibuja la fachada desde 1890 tiene factura valenciana. Fue fabricado por Fabresa, una empresa cerámica de Lucena de Cid (Castellón) que aún hoy sigue en marcha.

Esta singularidad que tiene la fachada de la fábrica le ha valido una especial protección por parte del Ayuntamiento de Puçol. La frontera de la Destilería está protegida por su interés cultural y turístico y no se puede modificar.

Prensadora de Jaula
Antigua prensadora de jaula en las instalaciones de Destilerías Plà.
Barricas de Brandy Vell
En estas barricas reposa uno de los mejores Brandis de España desde 1890.

Prensadora de jaula. 1890.

En sus inicios, las Destilerías Plà adquiría la mayor parte de uva variedad moscatel que se producía en la comarca de l’Horta.

El mecanismo era muy sencillo; se llenaba el canasto de uva, se ponía una tapa para ejercer presión y así la fruta sacaba todo el jugo. De aquellas primeras prensas aún conservamos en nuestra bodega dos barricas con los que elaboramos el Moscatel Superior.

Barricas de Brandy Vell. 1890.

Aquí se esconde el gran tesoro de Destilerías Plà. En la “barrica madre”, se guardan 12.000 litros de Brandy Vell, el gran reserva que ha hecho conocida a Destilerías Plà por toda España. A este tipo de barricas de roble americano también se las llama holandas, un nombre que se extiende a los aguardientes de baja graduación. El apelativo tiene su origen en el comercio que los productores de vino español entablaron con Holanda donde enviaban los excedentes de producción en forma de aguardiente que después los holandeses convertían el licores entre ellos, el Brandy. Destilerías Plà únicamente comercializa 600 botellas al año de Brandy Vell para garantizar la exclusividad del producto.

Alambique. 1890.

El alambique
El alambique también data de 1890 y aún se sigue utilizando en la actualidad.

Es una herramienta cuyo funcionamiento no ha cambiado desde su invención. Fue creado por el sabio persa Al-Razi en el S. X para la creación de perfumes, medicinas y alcohol procedente de frutas fermentadas. Está fabricado en cobre porque es un material que no proporciona sabor al alcohol, resiste los ácidos y conduce bien el calor. Comúnmente se les llama alambique de pera por su terminación abombada.Un alambique clásico como es el nuestro consta de una caldera, un capitel, un cuello de cisne y un conjunto de refrigeración. Pasos a seguir para destilar:

1. Calentar la mezcla a destilar en la caldera.

2. Evaporar el alcohol de la mezcla que queremos destilar. Para esto sólo hay que aumentar la temperatura unos xxx grados, ya que la temperatura de evaporación del alcohol es menor que la del agua.

3. Al aumentar la temperatura separaremos los productos más volátiles que conforman la mezcla. Estos productos los necesitamos en líquido, es por eso que comienza en proceso de condensación. Los componentes empezarán a ascender, desde el capitel y de ahí al cuello de cisne por el que el gas se va condensando por bajada de temperatura, y va siendo recogido en la fase final en forma líquida, ayudado por el conjunto de refrigeración.

Estos son sólo los elementos más importantes de la Destilería pero hay mucho más que guardas grandes historias y que merece mucho la pena conocer. Por eso te invitamos a que nos visites. Sólo tienes que pulsar aquí y reservar el día que prefieras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

La ley nos obliga a que seas mayor de edad para entrar en nuestra web

Está prohibida la venta de alcohol a menores de 18. DEBES TENER AL MENOS 18 AÑOS PARA ACCEDER A LA WEB O TENER LA EDAD LEGAL PARA CONSUMIR ALCOHOL DE ACUERDO A LA LEGISLACIÓN DEL PAÍS DESDE DONDE ACCEDES. SI NO CUMPLES ESTE REQUISITO, DEBES ABANDONAR LA WEB. UNA VEZ SE ACCEDA A LA WEB, EL USUARIO ACEPTA los Términos y Condiciones y la Política de Privacidad. DESTILERIAS PLA S.L. le recomienda un consumo responsable.